Harry Potter and the Deathly Hallow: Part 2 (Harry Potter y las Reliquias de la Muerte: Parte 2)

Después de años de seguir esta jodida saga, de años de leer los malditos libros, de años de gastar plata que no tenía para ir al cine y ver las aventuras del trío de magos... ha terminado. Un final digno para una historia divertida, no muy buena, pero muy lucrativa.

Yo crecí viendo a Potter y sus amigos. Y la gran sensación que me queda es que crecí más que cualquiera de los mil personajes aquí. Puedo decir que no es brillante, pero si marca épocas y por eso vale la pena verla. Por lo demás, es muy decepcionante.


¿Por qué? Vamos, que no es nada vomitivo como otros films populares, pero se trata de algo que pudo haber sido mejor. La batalla final fue muy débil y llena por todos lados con clichés del cine. Las actuaciones estuvieron muy poco inspiradas, sobretodo el señor protagonista, y los personajes importantes que mueren pasan a un muy triste segundo plano (¿han visto lo que hicieron con Fred, Remus y Tonks? Patético). Y los efectos serán muy buenos, pero la parte de "19 años después" es hilarante. Parecen niñatos de 25 años vestidos como cuarentones. Duele sabiendo todo el presupuesto que hay de por medio. De cualquier forma, la historia de Severus Snape vale la pena. Sin duda, el mejor personaje.

Es claro que la serie iba creciendo en calidad hasta llegar a su pico en “Harry Potter and the Prisoner of Azkaban”, con un brillante Alfonso Cuarón que le da una lúgubre madurez a la historia. Harry Potter and the Goblet of Fire estuvo bien, pero desde que la saga pasó a manos del decadente David Yates sólo he recibido disgustos.


El escenario y los efectos estuvieron bien, como siempre cuando cuentas con varios dólares, pero no es eso lo que hace grande una película. Pero bueno, esto ya se acabó y lo importante es que valió en parte la pena.

Espero ver pronto a Emma Watson en algún film más interesante.


Previous
Next Post »

PUBLICAR COMENTARIO