La leyenda del tesoro

A Erick (Adrián Alonso) las cosas no le van bien. Su familia tiene problemas económicos. El Deik (José Ángel Bichir), jefe de la banda de chavos del barrio, lo quiere meter en negocios turbios. Pero Erick es un buen chico. No puede evitar ayudar a Omar cuando se quieren aprovechar de él. Tampoco puede evitar sentirse cada vez más cerca de Andrea (Ilse Zamarripa), la amiga de la escuela que lo acompañará en esta aventura.


Es por esta propensión a la amistad y el amor, esta nobleza y lealtad del personaje; que el destino (personificado en un misterioso anciano) pone en sus manos la resolución de la leyenda del Tesoro. Tal vez el primer impulso de Erick es buscar el tesoro para obtener una ganancia monetaria. Pero lo que comienza como un viaje por conveniencia se convierte en un camino hacia nuevos amigos, amores juveniles, encuentros familiares y recuperación de afectos. La salvación económica llegará, pero como un extra, un premio al crecimiento interno de nuestro héroe.


Adicionalmente, Tesoro: la leyenda del tesoro; tiene referencias al pasado real de México. Desde esta perspectiva, es también una invitación al público infantil y joven a visitar (o revisitar) un periodo de nuestra historia en que nuestro país se consolidó como nación y fue perfilando su idiosincrasia.


Previous
Next Post »

PUBLICAR COMENTARIO